Desde tu zona de confort

Una zona de confort es el lugar donde nos sentimos a gusto, cómodos y sin estrés. Nos aferramos a este espacio porque es seguro y predecible, y porque no tenemos la confianza necesaria para superarlo.

Pero mantenernos dentro de sus parámetros puede condicionarnos. Sin embargo, es posible buscar nuevas oportunidades, trazar nuevos territorios y correr riesgos por el bien de tus sueños y utopías.

Nos desafiamos a dar estos cinco pasos:

  1. Atrévete a comenzar antes de que estés listo;
  2. Desafía tus creencias limitantes;
  3. Lucha contra el síndrome del “impostor”
  4. Sueña grande, pero da pequeños pasos;
  5. Alimenta tu cerebro
Anuncios